Actualmente es común ver a conductores que se desplazan por ciudad con niños en moto o bicicleta. Las dos ruedas pueden ser una cómoda alternativa al coche en el tráfico urbano, pero con una regulación específica que es necesario conocer y respetar por la propia seguridad y la de los pequeños.

El Reglamento General de Circulación, en su artículo 12, establece las condiciones para transportar a menores en ciclos, ciclomotores y motocicletas.

Respecto a los ciclos, las norma especifica que un conductor mayor de edad puede transportar a un menor de hasta siete años con casco y en un asiento adicional homologado, si la bici es para un sólo ocupante.

En cuanto a los ciclomotores y motocicletas, un niño puede viajar de pasajero siempre que sea mayor de 12 años, utilice casco protector y vaya sentado a horcajadas en el asiento de detrás del conductor con los pies apoyados en los reposapiés. La norma además permite «excepcionalmente» , que los mayores de siete años viajen en motocicletas y ciclomotores, siempre y cuando vayan conducidos por su padre, madre, tutor o por una persona mayor de edad autorizada.

CONSEJOS

– Los niños no tienen la misma capacidad de agarrarse al conductor. Un asiento para niños, o al menos un respaldo, puede ser un accesorio muy recomendable.

– Las arrancadas en moto pueden ser bruscas: si hay un niño detrás, mucho tacto con el embrague, el gas y el freno.

– La norma establece que el niño debe ir bien apoyado, a horcajadas y con los pies en los estribos para evitar que caiga hacia los lados.

 Fuente: DGT

Visita Nuestra Web¡Descarga Nuestra App!