UTS, su representante legal en Francia con la garantía de más de 20 años de experiencia en el sector

La reciente entrada en vigor de la Ley Macron en Francia, obliga a las empresas de transporte que desplacen a sus empleados al país galo, a cumplir determinados requisitos.

El incumplimiento de la normativa vigente en Francia implica la imposición de sanciones, sin perjuicio de la eventual inmovilización del vehículo.

UTS pone a disposición de sus clientes su servicio profesional de representante legal y la herramienta de su gestor documental “My Drivers”, además de resolver las dudas y cuestiones en la materia. 

 

Con ocasión de la entrada en vigor de la Ley Macron, en Francia, muchas han sido las empresas que han presentado, en el sector del transporte por carretera, el servicio de “representante legal”, para cumplir las obligaciones derivadas de la referida normativa.

Un servicio que, lejos de ser un mero trámite, debe centrarse en ofrecer una solución profesional que vele por el cumplimiento de la normativa vigente y garantice, a la empresa de transporte, la asistencia necesaria para cumplir lo establecido.

Con esta filosofía, Richard Cal, gerente de la empresa francesa UTS, ha diseñado un servicio responsable y profesional dirigido a todas las empresas de transporte por carretera, tanto de mercancías como de viajeros, poniendo rostro e identidad clara a su propia firma, y con ello, a él mismo como representante, ya conocido en el sector por sus 20 años de dedicación y experiencia.

Un servicio que comprende, no sólo su nombramiento como “representante legal”, sino también, el asesoramiento necesario para el cumplimiento de la referida normativa, e incluye el gestor documental My Drivers”, como herramienta básica, a disposición de la empresa para el tratamiento y gestión de la documentación e información que deben estar a disposición de las autoridades francesas.

Alemania fue el primero de los estados miembros que han tomado las riendas de esta decisión, ahora seguida por Francia e Italia, que recientemente ha aprobado un Decreto sobre desplazamiento de trabajadores que obliga a la comunicación previa y nombramiento de representante en las operaciones de cabotaje.