Mantener las luces de tu vehículo a punto es muy sencillo. Debemos mantener adecuadamente las luces traseras y delanteras para que nos vean, y para ser vistos.  Si conectamos la luz de cruce de día, aumentamos notablemente la visibilidad en carretera y con ello la seguridad de todos… La nuestra, la del coche me precede, el que viene de frente, el ciclista y los peatones.

Desde febrero de 2012, todos los coches que se comercialicen en la Unión Europea deberán estar equipados con luces diurnas (DRL/LCD, Luz Conducción Diurna), que se conectan de forma automática al tiempo que el motor. El objetivo es mejorar «significativamente» la visibilidad del vehículo frente a otros usuarios de la carretera.

Los coches tiene colores muy atractivos, pero generalmente poco visibles en el asfalto.  Según las condiciones lumínicas y de la calzada, durante el día:

a) Un coche oscuro sin luces que circula de frente lo visualizamos a menos de 40 m.

b) Ese mismo coche con luz de cruce, los visualizamos a más de 240 m.

c) Ventaja 200 m y eso multiplica por 4 la capacidad de reacción la nuestra y la del otro conductor.

Es recomendable que de día lleves siempre la luz de cruce conectada. Revisa cada 4 años en tu taller de confianza la alineación de faros y el estado de lámpara delanteras principales; aumentaras considerablemente las condiciones de visibilidad, la capacidad de reacción y la seguridad.

Fuente: PonleFreno

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2