El tren de mercancías Yiwu llega a China desde Madrid

El tren de mercancías que une China y España llegó este domingo a su destino en el país asiático, la ciudad oriental de Yiwu, y completó su primer viaje de vuelta, iniciado en Madrid el 29 de enero, con vino, aceite de oliva o jamón españoles. El tren mercante, cargado con 64 contenedores, invirtió 24 días en cubrir los más de 13.000 kilómetros de la ruta «Yixinou» («Una nueva Europa»), la línea ferroviaria más larga del mundo.

La previsión de la empresa impulsora el proyecto era que el tren llegara la semana pasada, a tiempo para abastecer de productos españoles las celebraciones del Año Nuevo chino.

Sin embargo, su partida de Madrid tuvo que esperar a que llegaran desde Alemania unos contenedores especiales equipados con sistemas de calefacción, necesarios por la naturaleza de su carga, para evitar que las gélidas temperaturas de las zonas que atravesaba dañaran la mercancía antes de llegar al destino.

En el viaje de ida, el tren salió de Yiwu el 18 de noviembre y llegó a la capital española el 9 de diciembre tras 21 días de viaje, con tiempo para distribuir los artículos navideños que transportaba en los bazares chinos.

Para llegar hasta Yiwu el tren atravesó territorio de España, Francia, Alemania, Polonia, Bielorrusia, Rusia, Kazajistán y China. La ciudad de destino del tren está considerada el centro de producción y distribución de bienes más grande del mundo, y en 2014 registró un volumen de importaciones y exportaciones de 148.600 millones de yuanes (24.200 millones de dólares, 21.200 millones de euros).

La empresa impulsora pretendía, con esta iniciativa, explorar nuevas vías para potenciar el transporte de mercancías entre China y Europa al recurrir al ferrocarril como alternativa, ya que hasta ahora Yiwu empleaba fundamentalmente el transporte aéreo y marítimo.

Los promotores de la ruta «Yixinou» destacan que el transporte por ferrocarril es más lento que el aéreo, pero mucho más barato, y supone un ahorro elevado de tiempo respecto a las rutas marítimas, que son más baratas.

Fuente: EFE