Transportistas rechazan el Plan de desvío de camiones a autopistas

Las patronales de transporte de mercancías por carretera han acordado por unanimidad rechazar el plan del Ministerio de Fomento para que los camiones de mayor tamaño se desvíen hacia las autopistas de peaje en 16 tramos de carreteras nacionales por el hecho de que se plantea como una medida obligatoria.

«No podemos admitir que la rentabilidad de las concesionarias de las autopistas se soporte en la maltrecha economía de las empresas del transporte«, según indicó el Comité Nacional del Transporte por Carretera en un comunicado tras la reunión mantenida en la mañana de este martes.

Los transportistas manifestaron no obstante su disposición a «sentarse a negociar sin prisa« con el Departamento que dirige Ana Pastor el proyecto presentado, por el que pretende que los camiones de mayores dimensiones (los de cuatro o más ejes) circulen por autopistas en vez por las carreteras nacionales en tramos de estas vías, que suman 1.300 kilómetros de longitud, en los casos en que exista la posibilidad.

Para ello, se rebajará un 50% el precio del peaje para que los camiones circulen por los tramos de autopistas alternativos al correspondiente tramo de carretera, y un 35% la tasa para el resto de la autopista.

Las patronales del sector aseguran «compartir» las políticas de descuentos de peajes para incentivar la utilización de las autopistas por parte de los camiones «siempre que tenga carácter voluntario«.

No obstante, los transportistas consideran que es preciso analizar las rebajas de peaje propuestas en cada uno de los tramos por los que se pretende obligar circular a los camioneros. Según sus cálculos, mientras que en unos casos, tras la rebaja del 50%, les permite circular a un precio de apenas 2 euros, en otros casos, a pesar del descuento, supone más de 10 euros.

Asimismo, las asociaciones de transportistas estiman que existen medidas «menos costosas y más eficaces« para contribuir a la mejora de la seguridad social que Fomento, junto con la Dirección General de Tráfico (DGT), pretenden con el trasvase de camiones a las autopistas.

Los transportistas aseguran ser los «primeros interesados» en la mejora de la seguridad vial, pero consideran que «cualquier medida destinada a este objetivo no puede ser exclusivamente soportada por una categoría de vehículos«.

Fuente: Europa Press