Los transportistas que crucen Alemania deberán cobrar el salario mínimo

El control de esta medida recaerá en los funcionarios de aduanas, explicó el Ejecutivo ante las dudas mostradas por la Asociación Federal de Transporte de Mercancías y Logística, que teme que el salario mínimo fomente la competencia desleal de las empresas de camiones de la vecina Polonia, con retribuciones más bajas.

Los portavoces insistieron en que todos los trabajadores que se encuentren «en suelo alemán» deberán cobrar el salario mínimo interprofesional vigente en Alemania, independientemente del país en el que radique la empresa.

El Gobierno Alemán ha aprobado esta Ley relativa al Salario Mínimo Interprofesional de 8,50 €/hora que afecta a los conductores por cuenta ajena que realicen tanto transporte internacional como de tránsito por aquel país, incluso operaciones de cabotaje, ya sea de mercancías o de viajeros.

Con el objetivo de garantizar el cumplimiento de dicha obligación las autoridades alemanas han creado un Registro donde los empleadores, en este caso, las empresas de transporte, han de comunicar los datos de sus conductores que vayan a circular por carreteras alemanas mediante la cumplimentación de un formulario normalizado.

Dicha comunicación tiene que hacerse antes de entrar en Alemania, no obstante, el empleador deberá registrar el inicio, final y duración de las horas trabajadas en Alemania en los 7 días siguientes a la operación y conservar todos los documentos justificativos, así como que los salarios pagados cumplen la normativa alemana de salario mínimo.

Si el lugar de registro no está localizado en Alemania, deberá realizar una declaración certificando que todos estos documentos están a disposición de las autoridades alemanas para facilitar el control.