Tras su aprobación por unanimidad en el Pleno del Parlamento de la región, se ha publicado en el Boletín Oficial la Ley de Cantabria 1/2014, de 17 de noviembre, de Transporte de Viajeros por Carretera, una normativa que llena un vacío legal y que ha sido valorada positivamente por todos los integrantes del sector.

El presidente regional, Ignacio Diego, resaltó que con ella Cantabria contará con una ley que facilitará la coordinación del transporte regional y municipal, la elaboración de planes de movilidad, “y que optimizará recursos y servicios que redunden en beneficio de los ciudadanos”. También subrayó la importancia de conseguir un funcionamiento integrado del sistema de transporte público de personas en Cantabria, al implicar a las distintas administraciones competentes, y al mismo tiempo dar respuesta a las necesidades actuales: una mayor demanda de transporte público y el crecimiento de los núcleos de población.

A su vez, el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Eduardo Arasti, explicó, el día de la aprobación de esta ley, que con ella se pretende garantizar la satisfacción de la demanda de transporte por parte de los cántabros y su prestación en condiciones de calidad, seguridad y comodidad, y potenciar la coordinación entre los distintos transportes públicos en la comunidad, generando un sistema integrado que favorezca la intermodalidad, entre otros objetivos.

Además, destacó que la normativa aportará más seguridad jurídica en la explotación de unos servicios esenciales para cohesión social y territorial de la comunidad autónoma, mostrándose también firmemente convencido de que la ley contribuirá a generar un desarrollo socioeconómico. “Una ley necesaria por el vacío que existía consensuada, 100% enfocada al ciudadano, con una vertiente medioambiental y novedosa, pues incluye figuras nuevas como la del transporte a la demanda, para contribuir a paliar el problema del transporte en los núcleos rurales”, subrayó Arasti.

Fuente: Asintra