Tras las negociaciones del pasado lunes 6 de abril, entre el gobierno y las empresas concesionarias de autopistas se acordó que las tarifas de peaje se incrementen alrededor de un 0,57% este año. Esta subida entrará en vigor el próximo 1 de julio.

Desde el Ministerio de Ecología, su máxima responsable, Ségolène Royal, se había mostrado partidaria de una congelación de los precios, pero finalmente no será así. A cambio, las empresas concesionarias se han comprometido a poner en marcha un plan de inversión de tres mil millones de euros para mejorar las autopistas.

Fuente: Transporte3