Los menores deberán viajar siempre en el asiento trasero con SRI

Hoy, 1 de Octubre entra en vigor un nuevo decreto del Gobierno que modifica el reglamento de circulación y obliga a colocar en la parte trasera de los automóviles este tipo de dispositivos de seguridad —conocidos técnicamente como SRI (Sistema de Retención Infantil)—. Un cambio legislativo que persigue, según expone el Ejecutivo, mejorar la protección de los menores que van a bordo del coche.

El sector considera esta iniciativa como un avance más en la seguridad vial de los pequeños y un paso clave para alcanzar el objetivo estratégico marcado para 2020: conseguir que no muera ningún niño en accidente porque viajaba sin el SRI.

El nuevo decreto del Gobierno contempla que los menores con una estatura inferior o igual a 1,35 metros deben utilizar los SRI y colocarse en la parte trasera de los turismos. Solo prevé tres excepciones: que el vehículo sea biplaza; que los asientos de atrás ya estén ocupados por otros niños en sillita; y que, por las condiciones del automóvil, no pueda instalarse ahí todos los sistemas de retención. «Un SRI mal colocado multiplica por cuatro el riesgo de muerte infantil en caso de accidente», insiste la DGT.

Excepción al transporte público

  • En los taxis: los niños pueden viajar sin SRI adaptado a su talla y peso cuando viajen en taxis dentro del núcleo urbano.
  • En vehículos de más de 9 plazas:«Deberán utilizar SRI homologados. Pero, cuando no se disponga de estos sistemas, se utilizarán los cinturones de seguridad, siempre que sean adecuados a su talla y peso», prevé el reglamento de circulación.

El asiento trasero central es el más seguro para los infantes y el más peligroso es el del copiloto. «Y deben ir en sentido contrario a la marcha si tienen menos de 15 meses«. «Yendo de esta forma, es toda la espalda la que soporta la fuerza del impacto. En caso de mirar hacia delante, solo lo hacen las pequeñas zonas de contacto entre el cuerpo del ocupante y el cinturón o arnés de seguridad«, concluye la Fundación Mapfre en un estudio, que subraya que el llevar al niño en sentido contrario a la marcha previene las lesiones en un 95%; y mirando hacia adelante, en un 75% «en el mejor de los casos».

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2