Campaña de control: cinturón de seguridad y SRI

Durante la semana del 7 al 13 de septiembre, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han incrementado los controles para comprobar que, tanto conductor como pasajeros, llevaban correctamente abrochado el cinturón de seguridad y que los menores de 12 años viajaban con el sistema de retención (SRI) adecuado a su peso y talla.

De 344.000 vehículos controlados, 2.830 adultos (1.766 conductores y 1.064 pasajeros) y 206 menores de 12 años, viajaban sin este elemento de seguridad. De los 1.064 pasajeros, 649 viajaban en los asientos delanteros y 415 en los traseros. En el caso de los menores, de los 206 que no llevaban cinturón de seguridad ni sistema de retención infantil, 46 viajaban en los asientos delanteros y 160 en los asientos traseros.

Como se puede observar, el uso de cinturón y sillita o Sistema de Retención Infantil (SRI) en los asientos traseros es tres veces inferior al que se produce en los asientos delanteros. En un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos traseros, sin cinturón de seguridad golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos delanteros, puede ser de hasta 8 veces mayor. El 70% de los que no llevaban elemento de seguridad, viajaba por carretera secundaria, donde se registran 7 de cada 10 accidentes morales.

El cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, un seguro de vida que reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. Por este motivo, su uso es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo y en todo tipo de vías. Además, la utilización correcta del mismo es imprescindible para que cumpla el cometido para el que fue creado.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2