El uso del teléfono móvil supone una distracción muy peligrosa cuando conducimos. Actualmente en España, hablar o enviar mensajes con el móvil mientras conduces supone una multa de 200€ y la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.

Un nuevo estudio de seguridad realizado en el Reino Unido asegura que el empleo de cualquier smartwatch mientras conducimos es incluso más peligroso que usar un smartphone.

Ahora que los smartwatch (relojes inteligentes) están comenzando a adquirir una mayor relevancia, la pregunta de cómo afectan también a la conducción se hace evidente. En principio, como la mayoría de las interacciones con los mismos se realizan mediante controles de voz, la distracción provocada posible debería ser menor y poco peligrosa ¿verdad? Pues el Laboratorio de Investigación de Transportes (TRL) del Reino Unido ha realizado un estudio que indica justo lo contrario.

Parece que este tipo de accesorios provocan una mayor distracción al volante que los propios teléfonos móviles, y así lo afirma el estudio, y es que quizás tener el reloj mucho más accesible para en un determinado momento poder ver ese mensaje que acaba de llegar o saber quién nos está llamando, hace que el conductor se distraiga más fácilmente.

Además, según el estudio, el tiempo de reacción de un usuario al volante que hace uso de un smartwatch aumenta considerablemente con respecto al tiempo de reacción en la misma situación pero utilizando el smartphone. Concretamente aportan datos en los que informan que mientras que una persona que va al volante reacciona ante una situación de emergencia cuando se usa el móvil de 1,85 segundos de media, los mismos usuarios ante la misma situación pero que hacen uso de los smartwatch, aumentan su tiempo de reacción medio hasta los 2.52 sg.

La diferencia puede parecer mínima, ya que tan sólo se diferencian en menos de 1 sg, pero puede ser un tiempo vital, aunque indistintamente ambas prácticas son totalmente desaconsejas y muy peligrosas.

Fuente: Cinco Días

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2