Sin acuerdo sobre la entrada en vigor del salario mínimo francés

La reunión del Senado francés y la Asamblea Nacional, que ha tenido lugar el pasado miércoles 3 de junio para debatir la ‘Ley Macron’, que establece, entre otros temas, la obligación de pagar el salario mínimo francés a los conductores extranjeros, conocido como ‘dumping social’, ha finalizado sin acuerdo entre las partes.

Ambos organismos habían encargado a una Comisión Mixta, compuesta por siete diputados y siete senadores, la elaboración de un texto único que limara las diferencias de los respectivos textos aprobados por el Senado francés en mayo y por la Asamblea Nacional el pasado mes de febrero.

La falta de acuerdo abre un paréntesis en la tramitación de la ley, aunque todo parece indicar que la norma que afectará al transporte por carretera se acabará aplicando, ya que esta cuestión no está entre los puntos en los que los dirigentes franceses se muestran en desacuerdo.

Sin embargo, tiendo en cuenta que la tramitación de la Ley, pasa ahora al ámbito de la Asamblea Nacional, lo que retrasa a después del verano su discusión, por lo que muy probablemente su entrada en vigor se acabe retrasando hasta el año 2016.

Fuente: Cadena de Suministro