Un vecino de Tremañes, en Gijón, ha robado un radar y lo ha vendido como chatarra por más de 5.000 euros.

El suceso se produjo a mediados de febrero, cuando, por accidente, un camión chocó contra un radar. El protagonista de esta historia se percató de la inestabilidad del aparato y se lo llevo durante la noche para darle una mejor utilidad (desguazarlo y venderlo), camuflado entre otras piezas.

Los dueños de la chatarrería se dieron cuenta de qué era en realidad lo que habían comprado (al peso, el radar está valorado en más de 5.000 euros) y avisaron a la Policía.

Tras varias semanas de investigación, la brigada policial encargada de la investigación ha detenido al autor del robo del radar. Ahora investigan si alguien le ayudó a llevarse el cinemómetro.

Fuente: Cadena Ser

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2