Boadilla del Monte (Madrid) fue la primera localidad de España en instalar el Badén Inteligente de Velocidad (BIV) y también la primera en retirarlo. El badén inteligente quedó colocado a principios de mes; a las 24 horas, los vecinos ya vieron que presentaba serios desperfectos y dos días después de su estreno vieron como el ayuntamiento lo retiraba.

El badén inteligente es un dispositivo destinado a espacios abiertos con mucho tráfico que se activa cuando los conductores no cumplen los límites de velocidad. En Boadilla este tipo de badenes debía activarse a una velocidad superior de los 30 kilómetros por hora.

El BIV funciona con un líquido que se mantiene fluido mientras lo ‘pisan’ a velocidades bajas y se vuelve sólido en el momento en que la fuerza es mayor, según señaló en su momento el Ayuntamiento. Los vecinos de Boadilla estaban muy contetos con su funcionamiento.

Este badén inteligente de velocidad estaba instalado en la Avenida Infante Don Luis, pero la versión oficial es que lo han retirado no porque funcione mal, sino para trasladarlo a otro punto del municipio.

Según informan, los materiales del Badén Inteligente de Velocidad (BIV) no son tóxicos ni contaminantes y están diseñados para soportar vehículos pesados y cambios de temperatura.

Fuente: EFECOM

Visita Nuestra Web¡Descarga Nuestra App!