Lextransport Grupo renueva todas las certificaciones ISO de su organización

Oviedo, 8 de julio de 2016.- El pasado 1 de julio, la organización Lextransport Grupo superó todas las auditorías de mantenimiento de las normas de calidad, implantadas en la misma desde el año 2011.

Con este nuevo hito, Lextransport Grupo sigue apostando e invirtiendo en mejorar y garantizar la excelencia en sus procedimientos de gestión para la comercialización de sus productos y prestación de servicios.

Todo ello, complementado por el trabajo, esfuerzo y dedicación del equipo de profesionales que integra esta organización, habiendo conseguido en el presente ejercicio el tan esperado cambio de aprobación de la Norma ISO 27001: 2011 a la 27001:2013, que especifica los requisitos para la establecer, implementar, mantener y mejorar, de forma continua, la seguridad de la información así como su sistema de gestión. Además, incluye los requisitos para la evaluación y el tratamiento de los riesgos de la seguridad de la información adaptados a las necesidades de la organización.

Al mismo tiempo, Lextransport Grupo también cuenta con la certificación de la Norma ISO 20000-1:2011 y, con ello, con un sistema de gestión de servicios de la información que especifica los requisitos necesarios para planificar, establecer, implementar, operar, monitorizar, revisar, mantener y mejorar sus servicios. Estos requisitos incluyen el diseño, transición, suministro y mejora continua de sus servicios con el objeto de cumplir con los estándares exigidos por la norma.

Por último, esta organización también cuenta con la Norma ISO/IEC 15504 e ISO/IEC 12207, también conocidas con las siglas SPICE que, de la traducción del inglés significa «Determinación de la Capacidad de Mejora del Proceso de Software», lo que ha posibilitado la comprobación y mejora de todos los procesos de desarrollo del software propio de la compañía y de los que disfrutan nuestros clientes.

Con el objeto de conseguir estándares de calidad cada vez más elevados, Lextransport Grupo no cesa en la realización de inversiones y en el trabajo dirigido a la mejora continua para alcanzar dichos estándares, con el consiguiente compromiso de proporcionar un servicio  óptimo, acorde a las exigencias tanto normativas, como del mercado actual.