Con solo 10 minutos al día, se producen mejoras evidentes an articulaciones, músculos y sistema circulatorio; si son 20 minutos, se fortalece el sistema inmunológico; a los 30 minutos mejora la función cardíaca; con 50 minutos se reduce el metabolismo, y con una hora baja notablemente el peso.

8 RAZONES PARA USAR LA BICICLETA

– Obesidad y sobrepeso: Pedalear en bicicleta puede reducir el sobrepeso y la obesidad al estimular el metabolismo y quemar calorías.

– Dolores de espalda y columna: El ejercicio moderado, de por sí, es eficaz contra el dolor de espalda, pero es que, además, el pedaleo estimula los músculos, especialmente fortalece la zona lumbar, los pequeños músculos de las vértebras o la región ileosacral (que es donde se producen la mayoría de las lesiones de espalda).

– Colesterol: El ejercicio habitual, además de quemar calorías, mejora el metabolismo, incrementa la producción del colesterol HDL (“bueno”) y reduce la presencia del LDL (“malo”), responsable del endurecimiento de las arterias y vasos sanguíneos, con el consiguiente riesgo circulatorio y de trombosis. Todo ello ¡al mismo tiempo que se reduce peso!

– Hipertensión: Montar en bicicleta reduce o previene la hipertensión, que constituye el mayor riesgo de sufrir ataques al corazón.
Varices: Practicar deportes aeróbicos, como el ciclismo, ayuda a mejorar la circulación y también ayuda a prevenir la aparición de las antiestéticas y dolorosas varices.

– Estrés, depresión, ansiedad: Como cualquier otro deporte, la bicicleta reduce los efectos negativos de los desórdenes psicológicos y estimula la producción de hormonas. Por ejemplo, la depresión y la ansiedad mejoran con deportes de resistencia. Además, el movimiento cíclico y uniforme del pedaleo produce estabilidad física y emocional y reduce los efectos del estrés. Tras 30 o 40 minutos de ejercicio en bici, el cuerpo comienza a liberar endorfinas (la conocida como hormona de la felicidad) que inhiben el dolor y contrarrestan los efectos depresivos de estas enfermedades.

– Riesgo cardiovascular: El ciclismo produce grandes beneficios sobre el corazón; de hecho, una actividad física regular reduce el riesgo de sufrir un ataque de este tipo en más del 50%.

– Diabetes: La utilización habitual de la bicicleta disminuye hasta un 40% el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

beneficios bicicleta

Fuente: DGT

Visita Nuestra Web¡Descarga Nuestra App!