¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de alquilar un coche?

 

Respecto a los requisitos para poder conducir un coche de alquiler, además de estar en posesión del permiso adecuado al vehículo que se quiera alquilar, la normativa de tráfico no establece ninguna exigencia de antigüedad del permiso de conducir. Sin embargo, muchas las empresas alquiladoras imponen un mínimo de antigüedad (un año como norma general) y que la edad del conductor esté comprendida entre los 21 y 25 años como mínimo, y los 65 y 70 como máximo. Estas condiciones forman parte del ámbito de libre empresa.

También, existe la figura del conductor adicional; es decir, aquella persona que va a conducir el vehículo y no es el titular del contrato. En este caso, cada compañía decidirá si permitirlo o no, dependiendo de su política de empresa.

 

Lea bien el contrato 

El conductor y la empresa firman un contrato, cuyas cláusulas y condiciones vienen impuestas por las distintas empresas. Todas ellas deben de ser comprendidas por el cliente, en caso contrario deberá consultar con la empresa. En el contrato viene indicado que el arrendatario recibe el vehículo en perfectas condiciones de funcionamiento, con todos sus documentos, neumáticos, herramientas y accesorios, y se compromete a conservarlos y conducir el vehículo según las normas del Código de Circulación.

 

Seguros  

La mayoría de los usuarios de vehículos de alquiler prefieren elegir la opción más barata, aunque no siempre es la mejor.

También debemos de subrayar la  importancia que tiene revisar las condiciones y cobertura del seguro que se contrata, ya que las pólizas que se incluyen por defecto en las ofertas son demasiado básicas. Además, todas las compañías de alquiler tienen la opción del seguro a todo riesgo cuyo precio es superior al resto, pero cubren al conductor ante cualquier daño o accidente.

Rrecuerda que muchos de los accidentes con coches de alquiler en verano se producen en vías no asfaltadas, como, por ejemplo, un sendero que lleva a la playa, y ni el seguro más completo de alquiler de coches –subrayan– cubre este tipo de incidentes con el vehículo.

 

Fuente: DGT