Preacuerdo sobre el convenio del transporte por carretera de Asturias

Patronales y sindicatos alcanzaron en la madrugada de ayer un preacuerdo para el convenio colectivo del transporte por carretera que, junto a subidas salariales y otros cambios, abre paso a que las empresas de camiones, autobuses y autocares puedan realizar controles de alcohol y drogas a sus conductores.

El preacuerdo fija una subida salarial del 4,5% a lo largo de cuatro años, aunque se prevé una congelación salarial para el presente 2015. Así, los salarios incrementarán un 1% en 2016, un 1,5% en 2017 y un 2% en 2018.

Entre las concesiones que hacen los representantes de los trabajadores está la inclusión en el convenio de «un plan de control de alcohol y drogas propuesto por la parte empresarial«. Un nuevo artículo cuya redacción aún no está cerrada facultará a las empresas someter a los conductores a controles con la periodicidad y en las condiciones que se concierten. En negociaciones anteriores, los sindicatos habían sido reacios a aceptar una medida así. Convenios de otras regiones ya contemplan las pruebas en determinadas situaciones.

Fuentes sindicales matizaron que las circunstancias y frecuencia de los controles que se podrán realizar en Asturias están por precisar. En anteriores negociaciones, las empresas llegaron a plantear que se hicieran pruebas al menos una vez al año.