Planes estratégicos europeos de seguridad vial

La Fundación MAPFRE acaba de presentar  “Planes estratégicos europeos de seguridad vial. Propuestas de acción en España”, un informe que ofrece un paquete de 23 medidas para que en los próximos años se puedan salvar vidas en las carreteras españolas. Dicho informe es fruto de una serie de medidas propuestas por la Comisión Europea, así como de aquellas incluidas en los planes y estrategias de seguridad vial en otros 12 países.

Este paquete de medidas tiene como objetivo acabar con el “estancamiento” en materia de seguridad vial. Según Jesús Monclús, director del Área de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación MAPFRE, “las medidas que han servido para reducir los accidentes de tráfico en la última década están agotadas y han alcanzado su límite de eficacia”. Motivo por el cual hay que seguir trabajando para buscar nuevas fórmulas que contribuyan a conseguir rebajar a cero las víctimas en carretera.

El trabajo propone acciones enfocadas a mejorar la seguridad de los usuarios, los vehículos y las vías, y en este sentido insiste en la necesidad de impulsar la formación continua a lo largo de toda la vida adulta, además de investigar la relación entre el envejecimiento y la seguridad vial y prestar más atención a los beneficios de los sistemas de acceso gradual al permiso de conducción.

Esta iniciativa hace especial hincapié en la necesidad de fomentar zonas con velocidad máxima de 30 kilómetros/hora, y que las empresas y centros escolares apuesten más firmemente por la formación en seguridad vial en trabajadores y alumnos.

Una de las medidas más destacadas es fomentar las carreteras 2+1. Vías con dos carriles independientes separados por una mediana que se va adentrando en una u otra vía, dejando un segundo carril en un sentido para adelantar; este segundo carril se va turnando en un sentido o en otro, de forma alterna, para que los conductores que circulan en ambas direcciones puedan adelantar por igual.

Esta mejora ya se está utilizando con éxito en países como Suecia, Irlanda o Alemania, y que, según cálculos incluidos en este mismo informe, permitirían salvar la vida de 338 personas.

Además de este estudio, se ha presentado otro más denominado “Contribución de la carretera a la mejora de la seguridad vial en España”, en colaboración con la Asociación Española de la Carretera. Esta segunda iniciativa tiene como objetivo cuantificar el impacto de las medidas relacionadas con la mejora de las vías públicas en la reducción de la siniestralidad.

Dicho trabajo recalca la importante papel que desempeñan las infraestructuras en la seguridad vial. Además de destacar que las vías desdobladas de alta capacidad (autovías y autopistas) han salvado la vida a un total de 18.370 personas en los últimos diez años.

Fuente: Fundación Mapfre

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2