En la reunión del Consejo de Ministros del pasado viernes 19 de Diciembre se ha procedido a la aprobación del Real Decreto por el que se establece el Plan de Impulso al Medio Ambiente en el Transporte (Plan PIMA Transporte), que contempla una línea de ayudas al achatarramiento tanto de camiones, con un tonelaje superior a las 3.5 toneladas, como de autobuses, en ambos caos siempre que se hayan adquirido antes de Enero de 2007.

La cuantía de las ayudas varía en función de la masa del vehículo, desde 1.500 euros para camiones con una masa superior a 3,5 toneladas y que no sobrepasen las 7,5 toneladas, hasta 3.000 euros, en el caso de camiones con masa superior a 16 toneladas.

En cuanto a los autobuses, las ayudas ascenderán siempre a 3.000 euros, y las solicitudes de estas ayudas se podrán presentar hasta el 1 de octubre de 2015.

El Ejecutivo estima que con plan PIMA se puede conseguir el achatarramiento de unos 1.800 vehículos industriales, debido al elevado envejecimiento del parque de este tipo de vehículos. Con ello, prevé una reducción significativa en las emisiones de CO2 y del consumo del combustible del orden del 15% por vehículo achatarrado.

Sin embargo a fecha de hoy sigue sin concretarse la línea de ayudas financieras a la compra de camiones, que anunció el Presidente del Gobierno el pasado mes de junio, la cual se articularía a través de las entidades financieras en base a un Fondo por el Banco europeo de Inversiones.

Fuente: Fenadismer