Piden al Congreso medidas para impedir fraudes en los cuentakilómetros

Según un reciente estudio del RACC, el 12% de los vehículos de ocasión en España y el 30% de los importados pueden tener el kilometraje alterado, de tal forma que se estima que el fraude derivado de la manipulación de los cuentakilómetros de los vehículos de ocasión es de 343 millones de euros anuales en España y de unos 10.000 millones de euros anuales en Europa.

Este hecho tiene repercusiones en tres ámbitos: al consumidor le representa un sobrecoste en el precio de compra del vehículo de ocasión, tiene riesgo para la seguridad vial y atenta directamente contra la economía del nuevo propietario (incremento para el consumidor de la depreciación e incremento de costes de mantenimiento y reparaciones).

Para la industria, denuncia que es un acto de competencia desleal frente a los actores que actúan honestamente, desincentiva la demanda de vehículos nuevos y provoca daños a la imagen de marca del fabricante, además las compañías aseguradoras reciben más reclamaciones. En el ámbito del medio ambiente CiU avisa de que son coches que emiten más emisiones contaminantes.

Eso sí, advierte de que, desde un punto de vista legislativo, en España la manipulación del cuentakilómetros, en sí misma, no es delito. En cambio, sí lo es cuando se aprovecha para cometer una estafa y puede acarrear penas de prisión entre seis meses y tres años si la cantidad estafada excede los 400 euros.

Fuente: http://www.autopista.es/noticias-motor/articulo/congreso-medidas-fraude-cuentakilometros-102050