El viento puede ser un incómodo compañero de viaje, hasta peligroso cuando sopla fuerte de lado y a ráfagas. El viento puede sorprendernos, empujar el coche y hasta desviar a nuestro vehículo de su trayectoria. En estos casos de viento lateral, debemos poner especial atención en las salidas de los túneles o al cruzarnos con otros vehículos. Cada invierno se producen unos 170 accidentes con víctimas en condiciones de viento fuerte.

CÓMO ACTUAR

Conduzca más despacio, a una velocidad que lo permita dominar siempre el vehículo y utlice un marcha más corta para tener mayor respuesta del motor.

No haga movimientos bruscos con el volante que puedan originar bandazos: sujete el volante firme con ambas manos y ofrezca con él la suficiente resistencia contra el viento para mantenerse en su carril.

Observe la vegetación, los árboles, las mangas de viento o si hay polvo o materiales arrastrados para valorar de dónde sopla el viento y su intensidad.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2