Agencia EFE.- 8 de octubre de 2014. La ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, destacó ayer que la nueva tasa de peajes en Francia estará centrada «prioritariamente» en los transportistas extranjeros, con el objetivo de que paguen por utilizar las infraestructuras del territorio francés.

La utilización del dispositivo estará sujeta a observación para establecer si el peaje francés «funciona, si es justo, si es equitativo, y sobre todo que no sea injusto» y perjudique a los camioneros franceses frente a los de fuera.

«Mi inquietud -precisó- es que los camiones franceses sean más fácilmente identificables (por los pórticos que se han instalado-, mientras los que vienen de fuera de nuestras fronteras escapen al dispositivo».