El 80% de las paradas de actividad de un camión pueden evitarse con un mantenimiento preventivo

Un punto muerto no planificado es una de las cuestiones más problemáticas que pueden afectar a una empresa de transporte, explica el estudio. “A parte de las molestias para el conductor, crea costes adicionales para las reparaciones, pérdida de ingresos de transporte y, en el peor de los casos, un daño a la reputación de los clientes”, explica.

Asimismo, Hayder Wokil, director de Calidad y Periodo de uso de Volvo Trucks, señala que «dado que la industria del transporte ya opera con márgenes muy pequeños, un punto muerto no planeado golpea muy duro a las empresas de transporte.» Por lo tanto, «tenemos que mejorar en comprender por qué ocurren estas paradas y ayudar así a nuestros clientes y conductores, que al reducirlas mejorarán su productividad y por tanto su rentabilidad«.

Con el fin de aumentar los conocimientos sobre cómo ayudar a las empresas de transporte a aumentar su productividad, Volvo Trucks realizó un estudio exhaustivo con base en los datos arrojados por el uso real de 3.500 camiones Volvo durante un período de 5 años. Con esta auténtica base estadística, la empresa realizó simulaciones avanzadas y generó una variedad de posibles situaciones de servicio para analizar cómo, por qué y cuándo los camiones sufren paradas no planificadas. El objetivo era averiguar cómo se podrían evitar las paradas no planificadas.

«El estudio mostró claramente que al ser capaz de supervisar el uso del camión y el estado actual de varios componentes clave del vehículo, es posible planificar un mejor mantenimiento. El estudio concluyó que podemos reducir el número de paradas no planificadas en un 80% si el camión es atendido a tiempo y en respuesta a las necesidades reales«, explica Hayder Wokil.

Un requisito previo importante para reducir el número de paradas no planificadas es tener la capacidad de predecir las necesidades de mantenimiento y adaptar el servicio para cada camión individual. Esto es posible ya que los camiones de hoy pueden conectarse en línea al taller.

«Por ejemplo, un técnico de servicio puede monitorear remotamente cómo se está utilizando exactamente el camión en tiempo real, programar el mantenimiento con mucha antelación antes de que algo se rompa, o pedir las piezas de repuesto por adelantado”, explica Wokil. “Un servicio regular también puede posponerse si el técnico del taller puede ver que varios componentes del camión están sujetos a un menor desgaste de lo esperado, lo que ahorra tiempo tanto para la empresa de transporte como para el conductor«, detalla.

Aunque Volvo Trucks ha hecho considerables progresos en este ámbito, Hayder Wokil siente que el desarrollo del servicio de prevención se encuentra todavía en su infancia. «Vemos un gran potencial en esta área. La conectividad de los camiones es la ruta para evitar las paradas de actividad no planificadas en el futuro «.

Fuente: Nexotrans