Observatorio de Costes del Transporte Discrecional de Viajeros en Autocar

El Observatorio de Costes del Transporte de Viajeros en Autocar es el resultado del trabajo del Departamento de Viajeros del Comité Nacional del Transporte por Carretera (en el cual están representadas las asociaciones profesionales de transportistas según los artículos 57, 58 y 59 de la LOTT) y de la Dirección General de Transporte Terrestre.

Además de orientar sobre la cuantía y la evolución de los costes de explotación de cuatro tipos de autocares dedicados al transporte discrecional de viajeros, el Observatorio pretende constituirse como un punto de referencia para el conjunto de agentes y empresas que operan en el mercado del transporte de viajeros en autocar, en especial para aquellas de tamaño más reducido.

El Observatorio contiene un análisis de los costes medios que la explotación de un vehículo genera a una empresa de transporte de viajeros tipo, entendiendo como tal aquélla que aplica criterios de gestión que le permiten mantener unos niveles de rentabilidad y equilibrio patrimonial que garantizarían su permanencia en el mercado en el medio y largo plazo. Para cada autocar de los cuatro analizados se plantean tres escenarios diferentes de costes: media nacional, media de las provincias con mayores costes de personal (representan aproximadamente el 15% de las autorizaciones nacionales de autobuses) y media de las provincias con menores costes de personal (representan aproximadamente el 15% de las autorizaciones nacionales de autobuses). El Observatorio no determina el precio del transporte.

En los años 2010 y 2011 los costes se incrementaron bastante debido a la fuerte subida del precio del gasóleo. En 2012, 2013 y primer semestre de 2014, los costes variaron muy poco. En el segundo semestre de 2014, los costes disminuyeron mucho debido a la fuerte bajada del precio del gasóleo.

Los principales criterios para la actualización de las estructuras de los costes son: la amortización, los costes financieros, los costes de personas, los seguros, los costes fiscales, las dietas, el combustible, los neumáticos y las reparaciones y conservación.

Fuente: Ministerio de Fomento