Las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de todo el territorio español revisaron 937.712 motocicletas y ciclomotores durante el año pasado, un 10,7% más que en 2012, pero lejos de los 2.056.689 vehículos de dos ruedas llamados a pasar la inspección. En 2013, el 54,5% no acudió a la inspección obligatoria, y de entre los que sí lo hicieron -el 45,5%-, el 17,1% de las motocicletas y el 25,7% de los ciclomotores, fueron rechazados en la primera inspección.

El informe de AECA, la asociación empresarial que agrupa a la totalidad de empresas públicas y privadas que prestan el servicio de ITV, expone que si se tiene en cuenta que más de la mitad de este tipo de vehículos no acude a la inspección y el preocupante estado en el que se encuentran los que sí la realizaron, es de suponer que los que no cumplen con las inspecciones obligatorias estén en un

El 25,7% de los ciclomotores y el 17,1% de las motocicletas que pasaron las ITV fueron rechazadas en la primera inspección. A cada vehículo rechazado se le detecta una media de tres defectos graves. En 2013 se contabilizaron 297.613 defectos graves en motocicletas y ciclomotores, un 9,5% por encima de los encontrados en 2012 (28.420 más). El año pasado el aumento es generalizado en todos los tipos de defectos. Entre los defectos graves más comunes destaca: la señalización y el alumbrado (31,9%) y el relativo a ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (12,1%). Respecto a 2012, es reseñable el fuerte aumento de los defectos graves detectados en el primero de ellos, un 9,7% más.

También es destacable el hecho de que el 14% de los ciclomotores inspeccionados fueron rechazados por superar la velocidad máxima de los velocímetros con los que fueron homologados, y el 5% se rechazó por superar las emisiones sonoras muy por encima de los valores permitidos.

 Fuente: DGT

Visita Nuestra Web¡Descarga Nuestra App!