Madrid empieza a devolver las multas cobradas ilegalmente

El Ayuntamiento de Madrid ha iniciado la devolución de las multas que declaró ilegales una sentencia del Tribunal Supremo por estar notificadas «en diferido» como permitía la Ordenanza de Movilidad de Madrid de 2010, según ha informado la organización Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Esta organización, que ha informado ayer de la devolución de la primera multa tras esa sentencia, recurrió hace cinco años la capacidad que el artículo 99 de la Ordenanza de Movilidad de la capital daba a los agentes para formular denuncias de tráfico «en diferido», esto es, «cuando los agentes se encontraran regulando el tráfico o carecieran de medios para perseguir a los vehículos infractores«.

En junio de 2014, el Tribunal Supremo dio la razón al demandante y anuló definitivamente el apartado d) del citado artículo por entender que no tenía cobertura legal.

La sentencia declaró que la excepción a la notificación de las denuncias se produce cuando se formulen en circunstancias en que la detención del vehículo pueda originar un riesgo para la circulación y que en ese caso el agente debe indicar los motivos concretos que la impiden.

Y añadió: «no habría razón para admitir un texto reglamentario que amplía con respecto a ella la posibilidad de demorar una notificación que en principio y para garantía tanto de la administración como del denunciado debe realizarse en el acto«.

En cumplimiento de esa sentencia, el Ayuntamiento ha iniciado la devolución de los importes cobrados a los conductores a los que no se les notificó la denuncia en el momento de producirse la infracción argumentando que los «agentes estaban atendiendo un servicio preferente de regulación del tráfico» o que «carecían de medios para perseguir a los vehículos infractores».

Al mismo tiempo, la Dirección General de Tráfico (DGT) «está trabajando», según AEA, para reponer los puntos detraídos del saldo de los conductores afectados por este tipo de denuncias, ya que en la mayoría de los casos se trataba de infracciones graves y muy graves, como circular hablando por el móvil, por dirección prohibida o sin cinturón, que llevan aparejada la pérdida de puntos.

AEA calcula que la sentencia afecta aproximadamente al 80 % de las denuncias formuladas por la Policía Local y los Agentes de Movilidad desde la entrada en vigor de la Ordenanza de Movilidad en Madrid, el 17 de diciembre de 2010, hasta la sentencia, en junio de 2014, lo que supondría más de 600.000 expedientes.

Fuente: EFE

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2