El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha un sistema de vigilancia de estacionamiento en zonas reguladas que se compone de cuatro motocicletas capaces de detectar de forma automática, mediante la lectura de las matrículas, qué coches no han pagado en los parquímetros del SER.

Los datos recopilados por estas motos ‘inteligentes’, que se suman a los coches con cámara que ya vigilan desde hace unos meses, serán enviados en el momento a los controladores de cada zona, que así verán agilizada su tarea de ‘cazar’ a los vehículos que estén estacionados irregularmente.

Las cuatro motocicletas, de marca Piaggio, disponen de una cámara situada en el mástil y una caja de registro para detectar la matrícula de cada coche y discernir así si éste disfruta de tarjeta de residente, si está al corriente de pago o si ha pagado la tarifa de los parquímetros del SER. En caso contrario, enviará un aviso directamente al controlador de la zona, que se dirigirá entonces al punto indicado para imponer la correspondiente multa.

Esta iniciativa llega después de que el Ayuntamiento cambiara las reglas del SER con la entrada del presente año: los usuarios ya no deben dejar el tique visible, sino que son los controladores los que comprueban manualmente la matrícula para saber si el coche en cuestión está estacionado de forma regular. La misión de estas motos, por lo tanto, es agilizar la tarea y reducir el tiempo de respuesta.

La acción de las ‘motomultas’, junto con las de los coches, incrementarían en al menos un 30% las multas en la capital, unas 900 más por jornada: la sanción por aparcar irregularmente es de 90 euros, reducible al 50% mediante pago anticipado.

Fuente: Ecomotor

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2