El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado el límite de facturación a empresas para favorecer al sector del transporte por carretera a seguir tributando en módulos, un tope que queda establecido en 125.000 euros para empresas, y en 250.000 si se factura a particulares.

El incremento del límite de módulos será una realidad en 2016 y 2017 después de que la sesión plenaria aprobara una enmienda introducida por el Partido Popular en el Senado durante la tramitación parlamentaria del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año que viene.

El texto definitivo contempla además que dicho límite se incremente hasta los 250.000 euros cuando la facturación se realice a particulares. En cualquier caso, la modificación de la redacción inicialmente prevista se refiere únicamente a los ejercicios fiscales 2016 y 2017, todo parece indicar que a partir de 2018 no se podrá acoger al régimen de límite de módulos aquel transportista autónomo que en el año anterior haya facturado más de 75.000 euros anuales.

Desde Astic aseguran que la perpetuación del régimen de límite de módulos “frena el crecimiento de muchas empresas del sector, impidiendo así el desarrollo de un transporte eficiente y de calidad y, por tanto, del desarrollo de la economía española en general”.

Fuente: TodoTransporte