Durante el 2014 del total de vehículos que pasaron las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), más de 3,3 millones no superaron a la primera la revisión obligatoria; es decir, uno de cada cinco vehículos fue rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

En total se detectaron más de 20 millones de defectos, de los que casi 6 millones eran graves (aquellos que automáticamente imposibilitan que el vehículo pueda superar la ITV), un descenso del 2% respecto a  2013. Y supuso un promedio de 1,7 defectos graves por vehículo. Además, se registraron 14,5 millones de defectos leves, un 8% más que en 2013.

Además, desde la Asociación de ITVs (AECA-ITV) se indica que hay una tendencia creciente en el número de vehículos que acuden a sus instalaciones (un 3,3% más que en 2013). Y explican las razones:

– La crisis económica, que ha influido en que muchos usuarios no hayan podido cambiar de coche en los últimos años, incidiendo en el envejecimiento del parque automovilísticos (la media ronda los 11 años).

– La mayor vigilancia de la Dirección General de Tráfico, que desde principios de 2014 detecta cuando el coche tiene pasada la ITV o no.

Según el estudio «Contribución de la Inspección Técnica de Vehículos a la Seguridad Vial«, realizado por el Instituto de Seguridad Vial ISVA de la Universidad Carlos III de Madrid, si el 20% de los vehículos que no acudieron a la ITV obligatorias lo hubieran hecho, podrían haberse evitado al menos 7.100 accidentes, cerca de 7.000 heridos y 110 muertes adicionales.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2