La dirección de Alsa y los sindicatos fracasaron ayer en la negociación para evitar la huelga en la compañía de transporte de viajeros por carretera.

Más de 250 conductores de la empresa están llamados a secundar desde la pasada medianoche un paro indefinido que afecta a los servicios que se desarrollan dentro de la región y a aquellos nacionales que tienen como origen o destino Asturias.

La ruptura llegó tras once horas de tensa negociación con la mediación del Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (Sasec). El comité de empresa denunció que la dirección no atendió sus reclamaciones para reducir el número de servicios que se subcontratan a otras compañías, ni la petición para mejorar el uso de la bolsa de empleo para los nuevos contratos relevo. Tampoco aceptó la readmisión de un trabajador que, según los sindicatos, fue despedido de manera improcedente. De acuerdo con la misma versión, los representantes de la plantilla llegaron a retirar la exigencia de readmisión de otro empleado, despedido por sustraer gasóleo.

Según la información que trascendió, el comité de huelga retiró en algún momento uno de los puntos más polémicos de su tabla reivindicativa: la readmisión de un trabajador que había sido pillado in fraganti repostando gasóleo con cargo a la empresa y para el vehículo de una tercera persona. Este empleado, exdelegado de UGT, fue despedido y en un principio pactó con la dirección su salida de Alsa.

El responsable del sector de carreteras de CC OO, Manuel García, resumió así el desenlace al término de la reunión: «El desacuerdo ha sido total; la empresa no ha querido atender a ninguna de nuestras demandas«. Y añadió: «Han estado mareando la perdiz, sin querer negociar nada en verdad«. Anoche, decenas de trabajadores se reunieron en asamblea en Oviedo para ser informados sobre el resultado de la reunión y confirmar la huelga.

El paro está convocado para los servicios de Alsa que transiten por completo dentro del territorio regional y los que cubran rutas nacionales y tengan como origen o destino el Principado. La Consejería de Fomento ha fijado unos servicios mínimos del 25% para las rutas con más frecuencias (caso de las que enlazan Oviedo, Gijón y Avilés) y del 100% para el transporte escolar y laboral.

Fuente: LNE