Hacienda señala que las estimaciones en el céntimo sanitario “no son reales ni ciertas”

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha asegurado que la devolución material del Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH), conocido como el céntimo sanitario, se está produciendo a un “ritmo importante”, para que el abono se haga en el menor plazo posible.

Ferre ha incidido en que “no hay voluntad de retener o ralentizar” la devolución céntimo sanitario, asegurando que las estimaciones de devolución que ha realizado el sector del transporte y que supondría una pérdida del 50% de lo que han pagado, “no es real y no es cierta”. 

Una de las claves de la controversia entre el sector del transporte y Hacienda durante los últimos días parte de la aplicación de los mínimos de tributación marcados por la normativa de la UE en la devolución del impuesto, que supondrá un ahorro para Hacienda de 400 millones sobre lo recaudado.

Desde Hacienda señalan que la aplicación de estos mínimos, fijados por la UE cada año, es una obligación jurídica para España, que debe respetarse “y no se puede dejar de cumplir”. 

Si no se cumple con estos mínimos, existiría riesgo jurídico de que la propia Comisión Europea considerase que puede haber una infracción y que se podía estar ayudando al sector de forma encubierta”, ha insistido Ferre.

Así pues, entienden que “el adecuado cumplimiento” de la sentencia del Tribunal de Luxemburgo, garantizando el respeto al Derecho comunitario, sólo es posible si las devoluciones del IVMDH se realizan en relación con el importe que superaba el nivel mínimo de imposición establecido en una directiva europea del año 2003 y que va cambiando cada año.

Del mismo modo, desde el Ejecutivo han indicado que los 2.000 millones de euros, prometidos por el Ejecutivo al sector del transporte, se han calculado teniendo en cuenta los ingresos que se percibieron, que no han prescrito y pueden ser reclamados, los que se solicitaron con anterioridad y están pendientes de ejecución de sentencia, y los intereses de demora.

Sin embargo, desde el sector se ha venido asegurando que estos 2.000 millones, estando en ellos aplicados o no los 400 millones de euros de los mínimos europeos, seguirá siendo una cantidad muy inferior a la recaudada ilegalmente por parte del Estado. 

Por otro lado, desde Hacienda han recordado que los pagos serán diferentes según la situación de cada transportista, del tipo de producto que han repostado y consumido cada año y de las comunidades autónomas donde han operado.

Fuente: http://bit.ly/ZYWbiI