Las gasolineras de Portugal, obligadas a comercializar carburantes sin aditivos

Desde el pasado viernes, 17 de abril, todas las estaciones de servicio de Portugal están obligadas a vender carburantes sin aditivos, tal y como establece una norma aprobada por unanimidad por el Parlamento luso en diciembre de 2014. La medida ha sido criticada por las principales operadoras petrolíferas, que ven en la norma un freno a la innovación y al desarrollo de sus productos.

El ministro portugués de Energía, Jorge Moreira da Silva, aseguró que los primeros datos sobre la venta de carburantes sin aditivos apuntan a un ahorro de tres céntimos de euro por litro, aunque espera que el beneficio para los consumidores pueda ser mayor en el futuro.

Se trata de una diferencia escasa, tal y como advirtieron las petroleras, que avisaron de que, pese a que los carburantes sin aditivos son más económicos de producir, el ahorro no será significativo, principalmente por las inversiones que han sido necesarias para adaptar las gasolineras a la normativa.

Las petroleras tienen de plazo hasta el próximo 4 de mayo para adaptar la señalización de cada tipo de combustible en sus estaciones de servicio.

Fuente: Estaciones de Servicio