El presidente de la asociación de vendedores de automóviles Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, apuesta por una octava edición del Plan PIVE, al que puede seguir una especie de plan de cierre con ayudas modificadas respecto a las anteriores iniciativas.

Sánchez Torres, que ha presentado el Plan 360 para la Postventa de su organización, ha reiterado que se tienen que seguir manteniendo estos planes, “mientras la microeconomía no se normalice, pero una vez normalizada ya no serán necesarias las ayudas”.

El máximo responsable de Ganvam ha enumerado las razones que aconsejan seguir con el PIVE desde el punto de vista de Hacienda, porque no ha sido un gasto, sino una inversión; desde la perspectiva del rejuvenecimiento del parque porque ayuda a achatarrar coches viejos y porque activa el mercado, al evitar el cierre de pymes.

El director general de GanvamTomás Herrera, apoyó estos argumentos con el dato de que en el pasado mes de enero, la edad media de los coches accidentados fue de 13,5 años, cuando en el mismo de 2014 éste registro fue de 11,5.

Fuente: EFE