Galicia prueba el radar más moderno de España