Francia no aumentará el precio de los peajes en 2015

El gobierno se planteó una posible ruptura con las empresas para el 2016, una hipótesis descartada pero que barajó debido a un informe oficial que consideraba excesivos los beneficios que obtenían esas empresas, como consecuencia de las condiciones muy favorables obtenidas en la privatización de autopistas de 2006.

Uno de los puntos acordados entre el Gobierno y las concesionarias es la inversión de 3.200 millones de euros que realizarán las empresas en la mejora de la red de autopistas, ya que, actualmente, el Estado francés no puede acometer estas obras debido a la presión de la UE para que reduzca su déficit presupuestario.

Además de estas inversiones de 3.200 millones, las concesionarias invertirán otros 500 millones de euros en proyectos de infraestructuras y de transporte durante otros tres años más y no habrá aumento de tarifas en 2015, una de las propuestas remitidas por los operadores al gobierno de Manuel Valls en diciembre de 2014.

Sin embargo, desde la Asociación francesa de Empresas de Autopistas, y según lo recogido por Reuters, las “conversaciones continúan”. Los operadores generan al año ingresos por los peajes de alrededor de 9.000 millones de euros.

En enero, y a raíz de una disputa sobre la fijación de precios, el Gobierno francés impuso una congelación de las tarifas que podría exponer al Ejecutivo a varias demandas de indemnización de los operadores de autopistas. Cada año, Francia establece un aumento en los peajes basándose en las discusiones con los operadores, la inflación y los niveles de inversión.

Fuente: Cadena de Suministro