Fomento retrasa el desvío de camiones a autopistas

El Ministerio de Fomento ha retrasado la puesta en marcha del plan de desvío voluntario de camiones a las autopistas de peaje, que estaba prevista para el 1 de julio, porque la medida tiene que ser aprobada por el Consejo de Ministros.

El plan empezará en julio «tan pronto sea posible que lo apruebe el Consejo de Ministros«, ha señalado hoy Ana Pastor, tras su intervención en unas jornadas sobre la industria organizadas por la Escuela Superior de Ingenieros industriales de la Universidad Politécnica de Madrid.

Pastor ha recordado que se trata de una experiencia piloto que se realizará desde el mes de julio hasta noviembre y, dependiendo del día de julio que empiece, va a estar en vigor hasta el mismo día del mes de noviembre, ha precisado.

El plan se hará en seis tramos de carretera, con una longitud total de 326 kilómetros.

Los tramos elegidos son N-VI/AP-6: Villalba-Villacastín, N-IV/AP-4: Sevilla-Jerez, N-240/AP-2: Lleida-Montblanc, N-1/AP-1: Burgos-Armiñón, N-550/AP-9: Vigo-Frontera portuguesa y N-630/AP-66: León-Campomanes.

La medida supondrá que los transportistas puedan cambiar su itinerario habitual por las carreteras nacionales allí donde tienen la opción de ir por una autopista de peaje y que Fomento bonifique hasta el 50 % de la tarifa.

El Ministerio calcula que el plan beneficiará a más de 1,3 millones de camiones de cuatro o más ejes. Los transportistas se han quejado recientemente de que el plan de desvío seguía sin concretarse a una semana de su pretendida entrada en vigor.

La ministra se ha referido también al proyecto desarrollado por Adif de un sistema de ejes variables que permitirá a los trenes de mercancías circular indistintamente por vías de ancho ibérico e internacional.

Es uno de los proyectos «más interesantes que estamos poniendo en marcha», ha destacado la ministra, para añadir que en Fomento «estamos abordando desde todos los ángulos, el error histórico que supuso la elección de un ancho distinto al estándar internacional».

El sistema facilitará el paso de uno a otro ancho, con el correspondientes ahorro de costes y tiempo para los operadores. Fomento quiere culminar el proyecto de forma inmediata, por lo que lanzará en septiembre próximo su licitación.

Pastor ha adelantado que, entre enero y mayo, el número de pasajeros de los servicios comerciales de Renfe (AVE y Larga Distancia) repuntaron un 8,2 % respecto al mismo período de 2014 y un 31,9 % en relación a 2011.

Fuente: El Confidencial