Fomento pretende desviar camiones a las autopistas en el segundo trimestre

El Ministerio de Fomento pretende poner en marcha «de forma gradual» en el segundo trimestre de este año el plan por el que obligará a los camiones de gran tonelaje a circular por autopistas en vez de por las carreteras adicionales en los tramos de vías en los que exista esta alternativa, según informó el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar.

Los transportistas afectados por la medida contarán con una rebaja del 50% en el precio del peaje del tramo de autopista alternativo a la carretera convencional por la que tengan prohibido circular.

En el caso de que el transportista decida realizar por la vía de pago todo el trayecto, contarán con una bonificación del 35% en el precio del peaje del resto de trazado de la autopista. No obstante, aseguró que el objetivo que persigue esta medida es el de descongestionar tramos de carretera que presentan gran densidad de circulación y mejorar la seguridad vial.

El secretario de Estado presentó el pasado jueves a los representantes de los transportistas de mercancías por carretera esta medida, que ahora tendrá que tratar también con las sociedades concesionarias de las autopistas y la Dirección General de Tráfico (DGT).

Fuentes del sector del transporte de carga manifestaron que el principal rechazo que genera la medida es su carácter de obligatoriedad.

No obstante, remarcó que la iniciativa sólo afectará a los vehículos de gran tonelaje (los que tengan cuatro o más ejes) con lo que, según sus estimaciones, la mayor parte de los transportistas no se verán afectados.

El Ministerio de Fomento cuenta en su Presupuesto de 2015 de una partida de 10 millones de euros para compensar a las sociedades concesionarias de las autopistas de peaje de las bonificaciones que apliquen en los peajes a los camiones afectados por esta medida.

No obstante, durante el encuentro, los transportistas solicitaron al Ministerio de Fomento el compromiso de que mantenga la bonificación del 50%, para evitar que a medio o largo plazo pueda ser suprimida.

Gómez-Pomar declinó comentar los tramos de carreteras en los que se obligará a los grandes camiones a desviarse por las autopistas, dado que, según indicó, el mapa de estos tramos surgirá de las conversaciones emprendidas con transportistass y con la DGT.

Fuente: EFE