El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acompañado de la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha presidido hoy el acto de puesta en servicio del último subtramo de la autovía A-8 en Asturias, entre los enlaces de Unquera y La Franca, de 4,15 km de longitud. Con esta apertura al tráfico, se puede circular íntegramente por autovía en toda la Cornisa Cantábrica.

Para los 12.575 vehículos que de media circulan diariamente por este tramo de la N-634 es una importante mejora en la comodidad, velocidad y seguridad de conducción, y se evita el paso por la travesía de la carretera N-634 en el Peral.

El presupuesto de la obra entre los enlaces de Unquera y La Franca, de la autovía A-8, asciende aproximadamente a 58 millones de euros, cantidad que, sumada al coste de redacción del proyecto, al importe estimado de las expropiaciones y al coste de la asistencia técnica para el control y vigilancia de la obra, arroja una inversión total aproximada de 64 millones de euros.

La titular de Fomento ha destacado que se han puesto en servicio un total de ocho tramos en tres años, que suman un total de 71,4 kilómetros de la Autovía del Cantábrico. Tras la puesta en servicio del tramo asturiano inaugurado hoy sólo restan dos tramos de Cantabria, que finalizarán en 2015.

El trazado discurre en variante de trazado hacia el Norte de la antigua N-634, evitando la travesía de la población del Peral. Existen 2 enlaces, uno en cada extremo del tramo que hoy entra en servicio:

  • El enlace de Unquera, de la autovía A-8 ya en servicio.
  • El enlace de la Franca, parcialmente en servicio desde el pasado mes de agosto.

Fuente: Ministerio de Fomento