¿Es peligroso usar el teléfono móvil en una gasolinera?

Todo el mundo sabe que los móviles están prohibidos en los repostajes de combustible, en las gasolineras y estaciones de servicio de todo el mundo. La idea popular es que usar el smartphone mientras repostamos puede provocar una explosión de combustible en la gasolinera.

Sin embargo, la razón no es que se pueda provocar una chispa por el simple hecho de estar hablando por el móvil, o respondiendo whatsapps. Es sumamente improbable que se den las condiciones idóneas para una deflagración (que no es lo mismo que una explosión), que serían: tener combustible, tener oxígeno, y tener una fuente de calor. Las dos primeras se dan, pero con el smartphone, la tercera no se dará nunca.

La advertencia podría estar relacionada con otros fenómeno que la Industria alerta pero que también es muy improbable que cause tales efectos. Se trata de la electricidad estática. 

Se recomienda que una vez que se introduce la boquilla en el tubo de llenado, el usuario retroceda un poco pero no regrese al interior del coche. Señalan que al mantenerse fuera del vehículo se evita que el cuerpo se cargue con electricidad estática que luego se pueda trasmitir a la boquilla de llenado y entre en contacto con los vapores de gas. En caso de ser necesario el regreso al interior del coche, recomiendan que antes de agarrar la boquilla, la persona toque alguna superficie metálica del vehículo lo más alejada a la boquilla y sin guantes. Esto ayuda a descargar esa energía.

Lo único seguro es que el uso del móvil en las gasolineras está prohibido según el Reglamento General de Circulación.

Fuente: Circula Seguro

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2