En España, el pasado año se vendieron más de un millón de bicicletas. Para cubrir la demanda de accesorios de este mercado, se ofrecen multitud de propuestas.

Propuestas que vienen marcadas por una apuesta hacia la comodidad y la conducción segura en todas sus vertientes, y que suponen el 30% de lo que factura el sector.

Si en cualquier medio de transporte la protección y el sentido común deben ser la pauta principal, en esta vehículo movido por la fuerza motriz de nuestras piernas se vuelve aún más fundamental.

Reflejo de esta época dorada son los datos que se manejaron en la Feria de la bicicleta Unibike, que se celebró a principios de otoño en Madrid: el sector está formado por 250 empresas, más de 3000 tiendas registradas y genera trabajo a 14.000 personas.

Las cifras de ventas que maneja el sector también son impactantes. Las mountain bikes son el modelo que concentra la mayor parte de las ventas (63% del mercado). Pero el cambio de paradigma con respecto a la movilidad que se está notando en las principales ciudades del país está animando la venta de bicicletas urbanas (7%) y eléctricas (1%).

En 2013 se vendieron en España 1.034.347 bicis, un 7,5% menos que en el ejercicio anterior. A pesar de ese descenso, las dos ruedas volvieron a superar el millón de ejemplares vendidos mientras que el número de turismos se quedó en 772.703 unidades, según los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes.

La oferta en accesorios es muy extensa y para todos los gustos y necesidades: desde apps, a luces que trazan carriles, guardabarros, aparcamientos cubiertos, vestuario especial…

– Un guardabarros desmontable, formado por una lámina de metal que ‘salva’ el trasero de agua, barro o cualquier sustancia que pueda molestar al ciclista mientras conduce. Hay decenas de modelos entre 7 y 10 euros.

– ‘Seatylock’, es un asiento polivalente que incorpora un candado de un metro de longitud.

Detector de semáforos, Se denomina ‘Veloloop’, y en un antena de forma cuadrada que emite una señal similar a la de un coche y que hace ‘visible’ a la bicicleta ante los ‘semáforos inteligentes’ (muy pocos todavía en nuestro país).

– Una app que intenta que pedalear se convierta en un juego, manteniendo los principios de diversión y seguridad. Te apuntas y pueden competir con otros usuarios del barrio para entrar en el ranking

Cazadoras reflectantes ‘Nightrider’. Esta prenda, que imita a la de los motores, es ligera, actúa contra el viento y la lluvia y es reflectante desde todos sus ángulos.

– Ropa vintage de la marca Le Coq Sportif, para los que les gusten los maillots, y zapatillas con aires de mediados del siglo pasado.

– Un diamante de ocho bombillas de led de color azul que alumbran la bici, pero también emiten dos rayos láser rojos que trazan un carril individual para la bicicleta. Cuesta 14 euros.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2