El remolque en el transporte comercial y en el privado

 

El remolque te permite disponer de más capacidad de carga en un mismo transporte, transportar elementos que no sería posible introducir dentro del espacio de carga del vehículo remolcador (furgoneta, pick up, etc.) e incluso da la posibilidad  de enganchar y desenganchar diferentes vehículos de forma muy rápida y cómoda.

En cualquier caso, debe quedar claro que no se puede remolcar lo que uno quiere y cómo uno quiere. Antes de decidir si debemos llevar un remolque tendremos que considerar tres cuestiones muy importantes:

En primer lugar se debe considerar que para que un vehículo pueda remolcar debe disponer de capacidad técnica de remolcado homologada y debe constar en su ficha técnica.

La segunda cuestión es que el vehículo debe disponer de los dispositivos mecánicos de acoplamiento homologados para remolcar (gancho y travesaño de soporte al vehículo) así como el sistema de frenado correspondiente.

Y en tercer lugar, se debe tener  en cuenta que en función de los kilos a transportar y del conjunto de masas de vehículo remolcador y remolcado, el conductor del conjunto debe disponer de un permiso de conducir concreto, en el transporte comercial de mercancías se deberán obtener autorizaciones administrativas para poder circular e incluso, algo con lo que mucha gente no cuenta: un dispositivo que regule los tiempos de descanso.

 

¿En qué casos hay que usar tacógrafo?

Efectivamente hay muchos tipos de transporte y muchos de esos suponen realizar muchos kilómetros seguidos. El tacógrafo es la manera de controlar que los conductores realizan el trabajo en las mejores condiciones de descanso. Y como es habitual en las normas, es necesario establecer límites. Pues bien, en el uso del tacógrafo hay uno que debe quedar muy claro:

Si la masa máxima autorizada del conjunto (vehículo + remolque) supera los 3500kg y se realiza un transporte comercial de mercancías será necesario que el vehículo remolcador tenga tacógrafo.

No será así cuando hablemos de un transporte privado complementario.
Con esto queremos remarcar que muchos vehículos ligeros que realizan transporte comercial no pueden, en muchos casos remolcar mercancía cuando trabajan. De por sí, el vehículo sin remolque ya tiene 3500 Kg de MMA. En estos casos, cuando se pretenda transportar más mercancía, la única solución es disponer de otro vehículo o de uno con mayor capacidad de carga.
No nos olvidemos que según el artículo 3 del Reglamento 561/2006, y el artículo 2 del Real Decreto 640/2007 existen diferentes exenciones al uso del tacógrafo. Estas vienen dadas por la naturaleza del transporte, como por ejemplo cuando se conducen vehículos o conjuntos de vehículos de una masa máxima autorizada no superior a 7,5 toneladas utilizados para el transporte no comercial de mercancías, o cuando se conducen vehículos de auxilio en carretera que operan en un radio reducido, etc.
Si un remolque puede ser una solución a tus necesidades, no te olvides también que aquellos que tengan más de 750 kg de MMA deben tener seguro en vigor, estar matriculados y pasar ITV.

 

Fuente:  Transporte 3