El documento de control o carta de porte de la mercancía

Uno de los objetivos con los que fue aprobada la Orden FOM/2861/2012, de 13 de diciembre, norma actualmente en vigor desde el pasado 5 de julio de 2013 que regula el documento administrativo de control (carta de porte) exigible en los transportes públicos de mercancías por carretera que debe formalizarse en relación con cada envío en que se materialicen los correspondientes contratos de transporte ha sido clarificar los sujetos obligados a documentar dichos envíos, así como su responsabilidad.

Así, según se indica en la citada Orden, serán sujetos obligados a documentar los envíos y a formalizar el correspondiente documento de control los siguientes

– El transportista efectivo, que es la persona física o jurídica, titular de la autorización a cuyo amparo se realiza materialmente el transporte.

– El cargador contractual, que es la persona física o jurídica, que contrata directamente con el transportista efectivo el transporte del envío, ya sea el cargador efectivo o bien otro transportista, una cooperativa o sociedad de comercialización, una agencia de transporte, un transitario, un almacenista-distribuidor, un operador logístico o cualquier otro que contrate habitualmente transporte o intermedie habitualmente en su contratación.

El documento de control será de libre edición, pudiendo ajustarse al modelo, formato y denominación que más convenga. En todo caso, este documento deberá llevarse siempre a bordo del vehículo acompañando a las mercancías en su desplazamiento.

Por otro lado, en relación a las responsabilidades que pueden derivarse de la obligación de formalizar y cumplimentar el documento, tanto el cargador contractual como el transportista efectivo serán responsables de no formalizar el correspondiente documento de control, siendo obligatoria la emisión de dos ejemplares, uno que quedará en poder del cargador contractual y otro en manos del transportista efectivo.

Idéntica responsabilidad se les atribuirá en los supuestos en los que no se lleve éste a bordo del vehículo, salvo que el cargador contractual pruebe que el documento fue emitido, en cuyo caso éste será eximido de responsabilidad.

Y en caso de inexactitud o falta de alguno de los datos que se han de incluir obligatoriamente en el documento de control, la responsabilidad recaerá en un sujeto u otro dependiendo del dato concreto de que se trate:

– Será responsabilidad del cargador contractual la correcta cumplimentación del nombre o denominación social, NIF y domicilio del cargador contractual; nombre o denominación social y NIF del transportista efectivo; lugar de origen y destino del envío; naturaleza y peso de la mercancía

– Por el contrario, será responsabilidad del transportista efectivo la correcta cumplimentación de la fecha de realización del transporte, y de las matrículas de los vehículos empleados en el mismo.

Además, es necesario recordar también los supuestos de exención que establece la Orden, en los que no será necesaria la documentación los envíos mediante el documento de control administrativo de la mercancía, que son los siguientes:

– Transportes para cuya realización no resulte preceptiva la previa obtención de un título habilitante expedido por la Administración.

– Transportes de mudanza.

– Transportes de vehículos accidentados o averiados en vehículos especiales.

Servicios de paquetería y cualesquiera otros similares que impliquen la recogida o reparto de envíos de mercancías consistentes en un reducido número de bultos que puedan ser fácilmente manipulados por una persona sin otra ayuda que las maquinas o herramientas que lleve a bordo del vehículo