Cada 22 de septiembre, dentro de la Semana de la Movilidad, se celebra el Día sin Coches. Una iniciativa –que se celebra desde 1999– con la que se trata de concienciar sobre las consecuencias negativas que tiene el uso irracional del automóvil en la ciudad y  los beneficios del uso de otros modos de transporte más sostenibles, como el transporte público, la bicicleta y los desplazamientos a pie. Unas consecuencias que se centran, principalmente, en los daños producidos al medio ambiente y a la salud de las personas –aunque también tienen incidencias económicas–.

Aunque más de 400 municipios españoles se han adherido a la Semana de la Movilidad, el Día sin Coches no ha calado en profundidad en la ciudadanía. Y eso a pesar de que  casi la mitad de los trayectos urbanos en automóvil en España no superan los 3 kilómetros, una distancia que podría recorrerse con facilidad en bicicleta o incluso a pie. De hecho, muchos estudios de diferentes organismos demuestran que la bicicleta es, para este tipo de distancias (inferiores a 5-6 kilómetros), el vehículo más rápido, eficaz y barato.

Así, el Día sin Coches es un día ideal para dejar el coche y realizar los viajes en medios de transporte más sostenibles, como el transporte público, la bicicleta o el desplazamiento a pie. Y si no se puede realizar el recorrido completo, sí al menos una parte de él utilzando alguno de estos medios más sostenibles. En este sentido, hay que recordar que la salud de quienes utilizan medios como la bicicleta o el desplazamiento a pie, mejoran notablemente.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2