Hoy 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, los traumatismos por accidentes de tráfico son uno de los principales problemas de salud pública y el denominado “error humano” es el factor determinante del 75% de los accidentes y la ingestión de alcohol, drogas ilegales y algunos medicamentos, desempeñan en ellos un papel relevante. Al menos el 10% de los muertos o lesionados por accidentes de tráfico, habían tomado algún fármaco psicoactivo.

La capacidad de conducción depende de una compleja integración de múltiples funciones, de carácter sensorial, cognitivo o motriz. Algunos problemas patológicos pueden interferir, en mayor o menor grado, en dicha capacidad, como sucede con la epilepsia y, en general, los trastornos convulsivos o los trastornos del sueño, entre otros. Ciertamente, no todas las patologías afectan igual. En general, el tipo de trastorno, el grado de control de la enfermedad y el cumplimiento del tratamiento son factores determinantes a la hora de determinar la peligrosidad al conducir.

En España, en torno a un 5% de los accidentes, está relacionado con los medicamentos. Esto se ve agravado porque el 76,5% de los pacientes, afirma no haber recibido advertencias sobre el efecto de su medicación a la hora de conducir. 

Los medicamentos pueden perjudicar a la conducción de muy diversas formas, bien porque produzcan un efecto terapéutico contraindicado en caso de manejar maquinaria peligrosa o conducir, o bien como consecuencia de un determinado efecto adverso. Los efectos que producen los medicamentos y que pueden afectar al conductor son entre otros, somnolencia, reducción de los reflejos, alteraciones oftalmológicas o de audición y estados de confusión y aturdimiento.

Para evitar los efectos asociados al consumo de medicamentos a la hora de conducir en primer lugar es esencial consultar al médico o farmacéutico y ser informado al respecto. Además, hay que evitar conducir al inicio de un tratamiento que potencialmente pueda disminuir reflejos o capacidad visual, y tener especial precaución a la hora de la indicación conjunta de varios medicamentos. De cualquier modo, cada caso será valorado individualmente, ya que un mismo medicamento puede afectar a una persona y a otra no, incluso podría afectar de forma distinta al mismo individuo en momentos diferentes.

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2