Ante las diversas versiones que se han publicado en los medios de comunicación sobre la posibilidad de que la Dirección General de Tráfico, en aplicación del proyecto de Reglamento General de Circulación, todavía en tramitación, pueda sancionar a los peatones por andar o correr con determinada velocidad, la DGT niega rotundamente dicha posibilidad.

El texto actual no difiere y es exactamente el mismo, ya vigente, que se recoge en el texto del Reglamento General de Circulación desde 1992.

El artículo 48,5, sobre límites de velocidad, regula que: «los vehículos en los que su conductor circule a pie no sobrepasarán la velocidad del paso humano, y los animales que arrastren un vehículo, la del trote«. Por lo que, como se ve, el artículo al que se refiere el informe del Consejo de Estado nada tiene que ver con los peatones, sino que va dirigido específicamente a los conductores que a pie lleven o arrastren un vehículo.

En cuanto a las pruebas de alcohol o drogas a los peatones, el texto del Reglamento reproduce sin más el actual artículo de la Ley de Seguridad Vial que ya permite estos controles en el caso de que se vean implicados en accidentes de tráfico o si han cometido alguna infracción. En ningún caso supone sanción para el peatón ni pérdida de puntos. Hay que recordar que en 2013 se produjo el fallecimiento de 378 peatones, 224 de lo cuales fueron precisamente en vías urbanas y que el 51% de estos fallecidos dieron positivo en las pruebas de alcoholemia.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2