Desmontan el helicóptero de la DGT para llevarlo a Madrid

El helicóptero Pegasus participó el pasado viernes en una exhibición, en la que también tomaron parte una moto y un vehículo de la Guardia Civil, en el colegio público de esta localidad lucense. La actividad se desarrolló con total normalidad y los niños y niñas que asistieron a ella disfrutaron del espectáculo.

Al concluir la demostración el piloto inició la maniobra de despegue para regresar a la base y detectó que se encendía la alarma que denunciaba la existencia de un problema en el motor izquierdo. La nave dispone de dos motores y por lo tanto podría volar, pero el protocolo prohíbe hacerlo en esas condiciones, por lo que tuvo que quedar estacionada en una zona que fue vallada por seguridad.

El curioso suceso supuso un contratiempo para la DGT, pero fue un motivo de alegría para muchos vecinos de la zona, sobre todo para los niños, que durante el fin de semana acudieron al patio del colegio para ver en directo el aparato. Lo sucedido también fue un motivo de sorna para algunos conductores, sabedores que durante unos días no iban a ser controlados desde el cielo por los agentes que controlan el Pegasus.

El pasado lunes acudieron al lugar técnicos de Madrid para examinar el aparato. Una vez finalizada la revisión determinaron que no era posible realizar una reparación a fondo en la zona por la gravedad de la avería y que por lo tanto era preciso trasladarlo en un camión hasta un hangar que disponga de los medios y el espacio necesario para reparar en condiciones la avería.

Los trabajos de los técnicos, que llegaron al lugar a primera hora de la mañana y estuvieron trabajando durante toda la jornada, también despertaron una notable curiosidad entre los alumnos del centro educativo, que el pasado miércoles disfrutaron de un atractivo especial durante el tiempo de recreo que seguro que tardarán bastante tiempo en olvidar.

Fuente: La Voz de Galicia

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2