El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, presentó el Balance de Seguridad Vial 2014, que desgrana un total de 981 accidentes mortales en las vías interurbanas. En estos accidentes fallecieron 1.131 personas y 4.874 resultaron heridas graves, según las cifras provisionales –referidas únicamente a accidentes mortales en vías interurbanas y tomadas a 24 horas de producirse el siniestro–. Así, un primer balance señala que se ha producido un descenso del 2% en el número de accidentes y del 8% en los heridos graves, así como 3 víctimas mortales menos que en 2013, con lo que se mantiene, por undécimo año consecutivo, el descenso de víctimas, consolidando, por tanto, esta tendencia.

Destaca el hecho de que por primera vez el número de accidentes mortales en carretera baja de la cifra de 1.000 en un año. Al mismo tiempo, el número de fallecidos (1.131) sigue siendo menor que los 1.300 de 1960 –primer año del que se tienen estadísticas–, cuando el número de vehículos en circulación era 30 veces menor.

España, con estos datos, sigue teniendo la tasa de mortalidad más baja de nuestra historia y ocupa el quinto lugar en el ranking mundial de países con mejor seguridad vial, por detrás de Suecia, Reino Unido, Dinarmarca y Holanda. 

También hay que destacar que en 2014 se han contabilizado 34 días en los que no se ha producido ninguna víctima mortal como consecuencia de accidentes ocurridos en vías interurbanas. Esto equivale a más de un mes sin muertes en carretera.

Fernández Díaz ha reconocido que cada vez cuesta más reducir las cifras de siniestralidad, pero entre todos se ha conseguido mantener la tendencia a la baja iniciada hace muchos años y que, aunque es «utópico» lograr el objetivo de cero accidentes, no es un objetivo «irrenunciable».

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2