La Comisión Europea ha anunciado que está estudiando si las normas dictadas unilateralmente por las autoridades de Bélgica y Francia para controlar el descanso semanal de los transportistas que atraviesan ambos países son compatibles con la normativa comunitaria.

Los agentes encargados de aplicar estas normas “no pueden comprobar si el profesional que controlan está acumulando dos descansos consecutivos reducidos o realiza su descanso semanal ordinario en su vehículo. Asimismo, en el momento en que intervienen interrumpen de facto el descanso del profesional, lo que afecta de lleno a los hechos que se controlan”.

La Comisión aclara en su respuesta que “apoya en general las iniciativas dirigidas a mejorar las condiciones de trabajo de los conductores” pero matiza que las medidas nacionales de aplicación, como las adoptadas en Bélgica y Francia para prohibir el descanso semanal normal de los profesionales del transporte en las cabinas de sus vehículos, deben ser compatibles con la legislación aplicable de la UE, y las sanciones correspondientes han de ser eficaces, proporcionadas y no discriminatorias”. Por ello informa que “se está estudiando la compatibilidad de las medidas nacionales y de las prácticas de ejecución con esos principios”.

La revisión se enmarca en el esfuerzo que desarrolla el ejecutivo comunitario para“aumentar la eficacia y la coherencia de la ejecución de la legislación social en el transporte por carretera”.

En la evaluación ex post que se está llevando a cabo en la actualidad sobre dicha legislación, también se examinarán los casos de aplicación ambigua e incoherente de disposiciones tales como la relativa al período de descanso semanal normal. Sobre la base de los resultados de esa evaluación, la Comisión verificará “si es necesario revisar específicamente las normas vigentes”.

Aunque la Comisión Europea no detalla cuándo concluirá esta revisión ratifica que“en la evaluación de impacto que acompaña a cualquier propuesta legislativa, la Comisión valorará las ventajas de una serie de opciones de actuación” entre las que podría figurar la introducción de un enfoque más flexible de la regulación sobre el descanso semanal normal.

Fuente: Fenadismer