Acaba de comenzar el verano y desde la AEMET (Agencia Estatal de Metereología) se asegura que nos esperan unos meses muy calurosos. Recuerda que conducir con altas temperaturas puede aumentar la sensación de cansancio y reducir la capacidad de concentración, con el consiguiente incremento del riesgo de accidente.

Por ello, revisar el sistema de climatización y de aire acondicionado, al igual que el resto de componentes del vehículo, se hace en estas fechas obligatorio.

Estos son algunos consejos para que el aire acondicionado ni nos ‘congele’, ni nos ‘achicharre’:

Limpieza a fondo.- Hay que mantener limpio el radiador y todas las mangueras y conductos del sistema en buen estado. Sin olvidar el líquido refrigerante.

El gas.- Es conveniente revisar periódicamente la carga del gas, un elemento esencial del sistema de refrigeración. Se pueden producir fugas que hacen que el gas pierda sus propiedades y se consuma poco a poco.

Mal olor.- Un síntoma de problemas es el mal olor. Con el tiempo, las bacterias, el polvo, la humedad y los hongos se acumulan en los filtros. Este problema se agudiza si el conductor o los ocupantes son alérgicos.

Moderación.- Hay que evitar que el aire acondicionado trabaje al máximo rendimiento. Es aconsejable conducir con el aire acondicionado a régimen medio y bajar las ventanillas unos minutos.

No a la congelación.- La temperatura del habitáculo no debe bajar de los 22-23ºC. Además, de los consiguientes problemas de salud que puede conllevar, por debajo de los 20ºC, el consumo de combustible se incrementa hasta un 20%.

Por último, recuerda que aunque no se use, es conveniente conectar el aire acondicioando una vez al mes y dejarlo encendido unos minutos. De este modo, se evitará que se resequen los conductos por falta de uso.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2